Creo que estamos aquí para amar todo lo que se nos rodea, y ese camino es lo que le da sentido a la vida del humano. En este (mundo) universo existe una fuerza, voluntad, energía, dios, pulsión, chi… que nos ayuda a caminar, y organiza los acontecimientos, para que la vida siga su evolución.

Planteo la vida humana en dos partes, una se utiliza para morir, mirando, poniendo la atención fuera, y otra poniendo la atención dentro.

Cómo me describo y que hago
Método

Como me describo y que hago

No se quien es Julio, ni tengo la certeza al cien por cien de lo que acontece a mi alrededor, demomento creo que me decido a interpretar lo que ocurre, desde un punto de vista humano, humano actual.

Algo que siento muy profundo como una verdad para mi, es que no soy nada concreto, mas que el momento, el instante presente. Donde muero cuando a acontecido y renazco cuando acontece otro momento instante.

Soy un observador de mi vida, la vida se expresa a través de mi, desplegando toda su belleza ante mis ojos, mi atención, mi presencia. Mi forma de evolucionar es exponiéndome a las personas en encuentros y charlas, compartiendo y volcando mi propia experiencia y evolución personal. Indagando quién es julio, que supone ser julio, que y de qué manera aporto, sirvo descubriendo nuevos espacios en la consciencia.

Algo que me acontece en los últimos tiempos es fusionar el día a día cotidiano, con la realidad de lo que acontece, darnos cuenta de la ilusión que nos muestran nuestro propio ojo y ver con el corazón. Sentir, ver, tocar, oler y escuchar el sonido de la existencia.

Método (si es que lo hubiese…)

Escuchar el instante presente, el me guía. La base es que todo lo que ocurre en el día a día es perfecto para mi, eso y solo eso es justo lo que necesito. El futuro y el pasado no existe. Como herramientas utilizó la interacción de las disciplinas más latentes en mi en estos momentos, como: a nivel de alimentación, el alimento vivo desde la visión de Ann Wigmore y convinación de alimentos desde la visión higienista. Practico en mi día a día la atención plena, el método kaizen, el tantra, el coaching europeo y en los últimos tiempos estoy estudiando y practicando el shinrin yoku o baños de bosque, que interpreto como la relación directa con la materia, con lo creado por la consciencia. Como herramienta para el equilibrio interno mediante la conexión con lo creado, también el ikigai y el wabi sabi han calado profundamente en mi. En definitiva poner atención, darme cuenta de lo que ocurre en mi día a día como herramienta de transformación.